Estudié BELLAS ARTES en Salamanca. Me preparé para la docencia y he trabajado dieciocho años como profesora de Enseñanza Secundaria.

Mi desarrollo creativo es principalmente con la PINTURA aunque he seguido formándome y trabajando en otras disciplinas como GRABADO Y ESTAMPACIÓN y CERÁMICA ARTÍSTICA. En otras soy autodidacta, como la ACUARELA.

En el ámbito del Crecimiento Personal comencé en el 2002, primero leyendo libros, después formándome en “ARTETERAPIA HUMANISTA” desde el enfoque Gestáltico. 
Cuatro años de trabajo personal a través del arte es una bonita y enriquecedora aventura. La Gestalt me aportó la mirada holística del ser humano. Me ayudó a mirarme con honestidad, ver mi sombra y mi luz. También a estar en contacto con mis necesidades, aprender a diferenciar lo obvio de lo subjetivo, y otras cosas… Y sobre todo: responsabilizarme de mí.

En esos años empecé la formación en “PSICOSÍNTESIS”, TERAPIA TRANSPERSONAL. Este encuentro me despertó a otra dimensión del ser humano. Al principio me costó abrir mi mente a esta parte transpersonal, pero no pude por menos que abrazarla porque respondía a muchas de las preguntas que siempre me había hecho. Me ayudó a acercarme a mí con una mirada compasiva desde donde comprenderme, aceptarme y quererme. En esta terapia encontré una perla preciosa. La herramienta terapéutica de nuestros personajes internos es muy esclarecedora y transformadora. Un trabajo lleno de amor y compasión hacia una misma.
Todo lo que aprendí me sigue acompañando cada día en mis propios conflictos porque ya forma parte de mí.

En 2011 me animé a compartir lo que había aprendido y abrí un Centro de Desarrollo Personal que llamé “Albohada, arte de vivir”. Fue un periodo de mucho aprendizaje. Por circunstancias de la vida tuve que cerrar y regresar a mi trabajo de profesora, pero la semilla plantada con Albohada siguió creciendo en mi interior hasta convertirse en lo que ahora es Chacanna.

Continué mi formación entrando en contacto con las “CONSTELACIONES FAMILIARES” desde el enfoque de Bert Hellinger. Otros años inmersos en una nueva aventura: el trabajo con la energía que llevamos y movemos. Todo ese mundo sutil que está interactuando sin muchas veces ser conscientes de ello. La mirada sistémica y transgeneracional, que ve a la persona como parte de un sistema y no de manera aislada, y la filosofía de Bert Hellinger han ampliado mi manera de entender el mundo y las relaciones entre las personas.

Hace unos años, mi vida y mi trabajo tuvieron una nueva apertura. Escuchar a personas como Miguel Valls, Paloma Cabadas, José Luís Parise y otras muchas que están trabajando desde la óptica del Nuevo Paradigma suma un escalón más en mi comprensión del Universo. En esta época realicé un curso de REGISTROS AKÁSICOS que me ayudó a comprender todavía más aquello de lo que estamos hechos: la energía. Entender mejor el mundo del inconsciente y la sabiduría interior. Experimentar y poner claridad en esta realidad multidimensional.

La formación en SANACIÓN LIBERADORA ROMPIENDO CADENAS aportó un peldaño más a la escalera de este conocimiento. Mi interés en este momento es seguir ahondando es el aspecto multidimensional del ser humano y la relación que tiene con nuestras experiencias en el día a día.

He participado en estos años de diversos cursos y talleres: Eneagrama, Sufismo, Budismo, Psicoanálisis, Astrología, Regresiones, Reiki, Sanación por Arquetipos, Meditación, Yoga, Bioneuroemoción, Biodanza… Cada uno mira a la persona desde distinto prisma. Y cada uno aporta algo importante, desde lo físico, emocional, mental y espiritual. Para mí, ese es el trabajo holístico.

Hay otra gran “maestra” en mi vida, desde hace nueve años mi cuerpo se ha desequilibrado y he pasado por diferentes dolencias. Algunas sin respuesta de la medicina alopática o la solución no me convencía. Esto me ha llevado a indagar otros campos alternativos a ella: he leído, he preguntado, he asistido a cursos y charlas, he probado diferentes tipos de terapias (físicas, otras emocionales y mentales, y otras energéticas). La enfermedad física se ha convertido en un campo de investigación para mí. Me ha traído el regalo de valorar mi cuerpo físico y su cuidado, y aprender a escuchar sus señales. También una comprensión muy amplia de lo que es la enfermedad y porqué aparece en nuestra vida. Cómo trabajar con ella sigue siendo un reto para mí.

La enfermedad física se ha convertido en un campo de investigación para mí. Me ha traído el regalo de valorar mi cuerpo físico y su cuidado, y aprender a escuchar sus señales. También una comprensión amplia de qué es la enfermedad y porqué aparece en nuestra vida.

Cómo trabajar con ella sigue siendo un reto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies